Maratón Vall del Congost 2013

La primera edición que corro, la número 17 de esta famosa y dura maratón de montaña.

El madrugón? considerable, pero tras la competición de raquetas de nieve, el cuerpo ya está habituado a dormir pocas horas, al frío de la mañana y a abandonar el calor del hogar.

En pie a las 4:45, desayuno cereales, una tostada con miel, una tostada de nutella mmmmm…., preparo geles, ropa, llaves… y me calzo las New Balance MT110.

A las 5:15 salgo para Aiguafreda, la temperatura no es muy baja 8,5º bien!!! en Gualba está chispeando y el cielo bastante tapado. Pero no importa, me encantan las carreras de montaña con lluvia fina…

Tras ver un accidente reciente en la autovia, llego a Aiguafreda, recojo mi dorsal, el 223 y me voy al coche a prepararme y pensar en las capas que me pondré… al final decido ir con la térmica y el cortavientos, cojo unos guantes por si acaso ataca mucho el frío y salgo a calentar.

Por mi cabeza recorren pensamientos sobre la lluvia si nos respetara o no, sobre la famosa dureza de esta maratón  los más de 42 km 3400 positivos que nos esperan por este terreno… Tengo memorizados los puntos kilométricos y el perfil… repaso mentalmente cada cosa, vigilo la colocación de los geles en mis bolsillos…

Las diferencias de esta edición con la del 2013, en el siguiente gráfico:

Línea rosa = Edición 2013 / Línea azul = Edición 2011

Perfiles

Por fin todos en la linea de salida, guardando un emotivo minuto de silencio por una compañera, Teresa Farriol, que desafortunadamente nos dejó en la pasada edición de Cavalls de Vent.

Cada minuto era eterno,
el dolor se apoderaba de su cuerpo y no tenia ya fuerzas para intentar salir de aquella trampa infernal,
su vista comenzó a borrarse,
sus sentidos eran cada vez mas torpes,
se hayaba en medio de aquel inmenso bosque,
sola, preocupada y asustada,
su armadura hacia que el frio llegara como agujas a su piel,
sudor en rostro, polvo en su cuerpo, duro gladiador,
lo tenia claro, pronto abandonaria, no habia nada que hacer…
pero entonces, levantó su mirada, sus mandibulas se marcaban con rabia,
sus puños se cerraban con fuerza, sus piernas notaban el bombeo
de su corazón, y su pulmón se llenaba con más intensidad,… va por ti Teresa Farriol….

… 3, 2, 1… empieza la maratón, los nervios desaparecen, empieza la aventura…

Nos dirigimos por la calle peatonal en busca de las primeras rampas de la carrera, el grupo poco a poco se va estirando.
Los primeros 5 km se suben bastante cómodos  hasta que empieza la primera de verdad en el km 8 que nos llevará a Pla de la Rompuda Km 11, un helicoptero nos sobrevolaba las cabezas filmando…

Dosificando fuerzas en las rampas, llegamos al Pla de la Rompuda, pasamos control, nos avituallamos, y empezamos a bajar. El barro presente en todo momento hace más resbaladiza la bajada, me encanta… me vienen a la mente imágenes de vídeos de Zegama Aizkorri, de la pasada Cavalls del vent… nada que envidiar, brutal, estamos dentro de un CARRERON en mayusculas.

Vamos un grupo de 5 corredores, uno de ellos le conozco de otras ocasiones Sergi Banyeras, un Spiridon Abel Estatuet, nos apodamos el “Pelotón de la muerte” jajaja, muy buenos ratos corriendo juntos, charlando, bromeando, seguimos bajando, adelantando corredores, para afrontar de nuevo una subida antes de llegar al Pla dels Llobins km 20,5. En este punto sabia que empezaban los 7 – 8 km de dura subida hasta el Tagamanent.

Justo pasar el avituallamiento vi a una fotógrafa apuntándome…

Fot0044

…le dije a la fotógrafa …. SÁCAME GUAPO! no me hizo caso…. imposible dar una bella estampa tras 20 km de barro y cuestas…. (risas)

Fot0046

En algunos toboganes permitía correr, hasta que el gemelo me dio un aviso de rampa… -Mierda! (pensé), no nos alarmemos… continuamos dosificando y teniendo especial cuidado en no forzar demasiado en las subidas. A partir de ahora en todos los avituallamientos a comer plátano cual chimpancé intentando buscar fuentes de potasio…

Llegamos a Tagamanent Km 28, la ultima “subidita” se hizo dura, pero empezaba una divertida, resbaladiza y larga bajada… hasta cruzar la autopista. Las MT110 trabajando al 110% de sus posibilidades, increíble el agarre en todo el terreno, incluso en las losas que nos encontramos mojadas! y las prestaciones que dan, me dan muchísima seguridad y confianza.

Una vez cruzada la autovia a través de un paso oscuro como la boca de un lobo, de patas en el río y empezamos la aventura de la subida a la Trona…

Si ya la maratón, en el punto del Tagamanent había puesto a todo el mundo en su lugar, esta subida nos castigaría a todos, pero a los que se pasaron en el inicio de la prueba, más aun…la dureza de terreno que nos encontramos hizo mella en nuestras piernas, me junto con Xevi Edo y juntos empezamos a subir, me va advirtiendo del terreno que nos encontraremos, consejos que vienen muy bien si es la primera vez que te encuentras con este pedazo de recorrido.

Llegamos a un avituallamiento, Km 34 justo antes de la subida fuerte, a comer plátano de nuevo, y continuamos hacia arriba. Aquí cada uno ya va a su ritmo, Xevi se va hacia delante… las rampas hasta el Grau de les Avellaneres, Km 37, son complicadas por el barro e inclinación… por fin una bajada,… me la tomo con mucha calma pero ya en la mente aparece la imagen de llegar a meta…

En el último avituallamiento, agua, mas plátano y a subir de nuevo otros 300 m positivos, los últimos, era lo único que animaba, la ultima subida y solo faltarán 5 km a meta en bajada… vamos animo!

Ya estoy en Grau de Tresquarts Km 41… me faltan 3 km para finalizar, me paro en el último avituallamiento, acuarius, plátano y me pasa un corredor.

Me lanzo en la bajada resbaladiza y llenísima de barro a cazarle… estoy encima de él, pienso en que le adelantaré mas o menos en la llegada, hasta que zasss! un error en una piedra y torcedura de pié… ya el cansancio acumulado te impedía ir sorteando los obstáculos bien, los senderos repletos de piedra suelta de esta ultima bajada fueron matadores, cuando corres con minimal más o menos puedes cometer errores pero tienes que ir un poco al loro con el terreno que pisas, es como jugar con la montaña, bailar con ella. El cansancio y las ampollas de las plantas de los pies me impidieron evitar el error… al final me toco aflojar la marcha, me pasan otros dos corredores, llegamos a una zona de tierra roja preciosa, y mas adelante ya veo el asfalto de Aiguafreda, ya lo tenemos!

Encaro la calle peatonal que me va a llevar a la linea de meta, la gente animando en todo momento te da alas y te va acompañando hasta que por fin! tras 5 horas 44 minutos de barro, cuestas e increíbles paisajes, estoy en la meta! la cruzo en posición 36 de la general y 26 de mi categoría, sin duda un gran resultado para ser la primera vez que corro esta carrera.

Desde aquí quiero felicitar a la pedazo de organización de la cursa Vall del Congost, el marcaje, los avituallamientos, los voluntarios animando en todo momento, la gente de Aiguafreda, todos, una pedazo de carrera con una gran organización que sin duda será una prueba de campeonato del mundo!

Enhorabuena “Abuelo” por dejarnos disfrutar de los senderos que hay en el otro lado de nuestra tierra “El Montseny”. Al año que viene sin duda volveremos a “sufrirla” y a disfrutar del Montseny más salvaje y divertido. En mi calendario ya reside como prueba obligatoria.

Enlaces:

Clasificaciones

Vall del Congost

Anuncios

Acerca de itorija

Trail and Ultra trail runner
Esta entrada fue publicada en Ultra trail running y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s